• Sergio García Esteban

Los amos de la noche

La semana pasada, volví a ver 'The Warriors', película de acción dirigida por Walter Hill, basada en la novela homónima de Sol Yurick. La cinta llegó a las salas de cine en febrero de 1979, y tanto el rodaje como el estreno estuvieron cargados de polémica y violencia.


He de reconocer que muchos de estos acontecimientos eran desconocidos para mí hasta hace relativamente poco, por lo que me ha parecido interesante dedicar un post del blog a todo ello, aunque se salga un poco de la tónica de las entradas que suele haber aquí, donde principalmente expreso mi opinión sobre diversos temas.


Por este motivo, hoy me gustaría hablar de ellos, de los warriors o, como reza el título de esta entrada, los amos de la noche, título (horrible) con el que llegó la peli a España. ¿Estáis listos? ¡Comenzamos!



Como ya he comentado, la película está basada en la novela de Sol Yurick, quien la escribió como antítesis de 'West Side Story', película que mostraba una visión más "aterciopelada" de las bandas callejeras de la Gran Manzana. El escritor, que había trabajado durante varios años en un departamento del ayuntamiento de Nueva York, conocía de primera mano la cruda realidad, por lo que no dudó en plasmarla en el papel.


Pero aunque el film está basado en esta obra literaria, esta no es la única influencia que Walter Hill tuvo a la hora de dirigir la cinta, ya que el guión también bebe de la reunión de Hoe Avenue, una concentración de bandas callejeras que tuvo lugar en diciembre de 1971. La asamblea, que se produjo en el Bronx, tenía como objetivo lograr la paz entre las diferentes pandillas tras el asesinato de un miembro de una de ellas.


Precisamente, la película comienza con una reunión de bandas. Esta escena fue la que requirió de más extras, haciendo un total de, aproximadamente, mil personas, todas ellas ataviadas con sus uniformes de guerra, por supuesto. Como curiosidad, cabe destacar que, a petición del propio director, varios miembros de pandillas reales fueron contratados para salir en pantalla durante la asamblea. Además, para garantizar la seguridad durante el rodaje, se contó también con policías fuera de servicio, que se repartieron entre la multitud.



Pero este no fue el único motivo por el que se contrató a miembros de bandas para participar en la película; hubo otro, cuanto menos, accidentado. Para promocionar la cinta, se hizo un graffiti con el nombre de The Warriors, que aparece en diversas fotos, como la que tenéis a continuación:



Pues bien, este graffiti fue pintado sobre el logo de una banda real de Nueva York y, como cabía esperar, la pandilla en cuestión no se lo tomó muy bien. Por ese motivo, y para apaciguar las cosas, se decidió contratar a varios miembros de la banda para que saliesen en la cinta.


Y es que Nueva York está presente durante toda la película, y no solo porque por la aparición de miembros de sus bandas callejeras. La cinta entera está filmada en esta ciudad; para ello, se acudió a diferentes puntos de la misma, como Riverside Park, en Manhattan, el cementero de Evergreens en Brooklyn, Central Park y, por supuesto, Coney Island, hogar de nuestros queridos protagonistas.


Además, varias escenas están grabadas en territorios de bandas reales, por lo que se tuvo que contar con medidas extra para garantizar la seguridad de todos. Por ejemplo, los actores tenían prohibido salir del set de rodaje con los uniformes de las pandillas, pues este hecho podía ser tomado como una provocación.


También se contrató, por 500$ al día, a la banda The Mongrels, a los que se les encargó proteger los camiones de la película, donde estaba almacenado el material de rodaje. Pero a pesar de todas estas medidas, una noche una banda consiguió colarse en el set y destrozar bastante material, provocando pérdidas de miles de dólares.



Por supuesto, la violencia no se quedó únicamente en el rodaje, el cual, por otro lado, superó con creces el presupuesto establecido de cuatro millones de dólares, sino que también llegó a las salas de cine tras el estreno.


Se registraron diversos incidentes en todo el país y, de hecho, se asocian tres muertes al estreno de 'The Warriors'. El primero de estos hechos tuvo lugar el 12 de febrero de 1979, cuando dos bandas rivales se enfrentaron en un autocine de California.


Todo ello propició que Paramount se decidiera a detener la promoción de la cinta y, además, cancelara los contratos que tenía con las diversas cadenas de cine de Estados Unidos, que ya se habían comprometido a proyectar la película. A pesar de sus intentos, la popularidad del film siguió creciendo, logrando recaudar un total de veintidós millones de dólares y convirtiéndose en una película de culto.

5 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 by SERGIO GARCIA ESTEBAN. Proudly created with Wix.com

  • Twitter Clean
  • Instagram - Círculo Blanco
  • w-facebook